Consejos de belleza en el embarazo

Durante los nueve meses del embarazo nuestros gestos de belleza cambian y nos surgen muchas dudas que hoy, desde Estilos Sin Tilde, vamos a intentar resolver.

Belleza en el embarazo

Ha llegado el momento que derribemos falsos mitos sobre lo que se debe y no se ha de hacer durante el embarazo. Algo que debes tener en cuenta es lo siguiente: ‘no utilices ni hagas nada que no necesite tu bebé’.

Lo primero que debes tener en cuenta es el sentido común y debes plantearte hasta qué punto necesitas ese tratamiento que vas a hacerte.

 

Lista de los consejos de belleza en el embarazo

Desde este punto de partida comenzamos a desvelarte algunas cosas más:

1. Durante el embarazo debes olvidarte del uso de algunos cosméticos que antes usabas con asiduidad. Desde el momento en que te enteras de que estás embarazada, debes comenzar a mirar con lupa la composición de los cosméticos y consulta con tu médico tus dudas.

Existen algunos cosméticos, como los anticelulíticos con cafeína, que deben ser desterrados de tu tocador hasta terminar la lactancia. Abandona también o por lo menos reduce su uso, de los tintes con amoníaco y las lacas para el cabello son de las primeras que hay que abandonar.

2. Apuesta por los cosméticos no tóxicos. El embarazo es el mejor momento para empezar a conocer marcas de origen orgánico, a nosotras nos gusta mucho la firma de cosméticos LUSH, muchos de ellos, por no decir todos, son veganos. Estas marcas naturales te permitirán no alterar apenas tus rutinas beauty y no tienen ingredientes tóxicos.

3. Cuidado con el Sol, durante el embarazo si tomas mucho el Sol, pueden aparecer unas manchas en la piel, llamadas Cloasma. Usa una protección solar muy alta durante los 9 meses.

4. Cuida la zona del pecho y el abdomen. Dos zonas de tu cuerpo que van a sentir mucho los cambios son las anteriores citadas. La piel del vientre y los senos sufre mucho porque es donde se acumula más tensión, que puede romper las fibras y producir estrías.

Utiliza aceites y productos específicos de uso tópico que hidraten la piel, pero también es súper importante aumentar la ingesta de vitamina E en la dieta.

Puedes, por ejemplo, tomar aceite de onagra en cápsulas o germen de trigo y 2 ó 3 nueces al día.

5. Di adiós al exceso de calor. Durante los 9 meses no te metas en saunas o realices baños con altas temperaturas. Aunque los baños calientes son muy recomendables para aliviar el dolor y relajarte durante el parto, no son recomendables durante la gestación hasta que pase el primer trimestre porque es cuando hay un mayor riesgo de aborto.

6. Practica ejercicio. Si ya practicabas deporte antes del embarazo, a no ser que tu médico te indique lo contrario, debes seguir haciéndolo, aunque de una forma más moderada.

Si no haces ningún deporte de manera habitual, durante el embarazo es imprescindible caminar a diario para favorecer la circulación. Lo ideal es una media de dos o tres paseos al día de media hora cada uno.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *