Cómo hacer una loción corporal casera

Llevo muchos años sin usar una loción corporal de alguna marca, a no ser que haya alguna que me llame especialmente la atención, porque lo que me gusta es hacer mis propios cosméticos, siempre que puedo y tengo tiempo.

Cómo hacer una loción corporal casera

Hace un tiempo ya os enseñé a haceros vuestro propio jabón hidratante, sin usar sosa cáustica ni ningún producto abrasivo para la piel, pues bien, hoy voy a hacer lo mismo pero con la loción corporal. 

Comienza a hacer tu propia loción corporal

Por internet existen infinidad de tutoriales que nos enseñan a hacernos nuestros propios jabones o cremas del cuerpo, pero yo os voy a enseñar uno de mis secretos de belleza que más me gustan porque deja mi piel suave como la de un bebé y además le confiere un sinfín de propiedades beneficiosas.

Yo uso dos productos de lo más naturales para crear mi loción corporal, como son el aceite de oliva y unas hojas de aloe vera, nada más, ahora os cuento como lo hago yo para tener durante años una loción que, desde que la uso, mi piel no solo está perfecta sino que mis alergias cutáneas han disminuido muchísimo, hasta el punto que hace años que no tengo un brote fuerte.

Cómo hacer una loción corporal casera

Personalmente uso una garrafa de cinco litros de aceite de oliva, en concreto del pueblo de mi marido, Sabiote, porque tiene una acidez estupenda y porque sé que es de confianza, pero cualquier otro tipo de aceite de oliva también vale. Pensaréis que estoy loca, por el precio al que está el aceite en estos tiempos. Es tan sencillo como hacer números, porque a mi esa garrafa me dura para dos o tres años…

Imaginad que un litro de aceite os sale por unos 4,00 euros, lo multiplicamos por 5 litros de la garrafa, así que esta nos sale por 20,00 euros.

Ahora imaginad que os compráis una loción corporal de una marca más o menos conocida, una medio en condiciones sale por unos 2 ó 3 €, y suele durar, dependiendo del uso, tirando para largo, un mes. es decir que al año, usarías 12 botellas, por lo que te saldría por unos 25 ó 30€ anuales y al cabo de dos o tres años imaginad.

Por lo que no estoy loca al usar aceite de oliva en lugar de una loción comercial… Ahora que he aclarado el tema de los números os voy a dar las instrucciones para que podáis hacer vuestra propio loción corporal con aceite de oliva y aloe vera.

Como os he dicho, cogéis una garrafa de cinco litros de aceite de oliva y le vaciáis un poco, debe ser lo suficiente para que luego quepan las hojas de aloe vera cortadas.

Ahora de vuestra maceta de aloe vera, tomáis un tres o cuatro hojas, no hace falta pelarlas, pero sí lavarlas, ahora las cortáis en trocitos lo suficientemente grandes para que quepan por el orificio de la garrafa, y las vais metiendo en ella. Cuando hayáis metido todos los trozos de las hojas de aloe vera, cerráis la garrafa y la metéis en un lugar oscuro y fresco durante aproximadamente tres meses ( yo aprovecho la época de Verano para hacerlo porque no suelo usar mucho aceite corporal ya que prefiere usar protectores solares después de la ducha, ya que soy muy pecosa y prefiero curarme en salud con el sol).

Después de que el aloe vera haya macerado durante este tiempo, puedes echar en una botella más pequeña y más fácil de usar un poco del aceite que has “customizado”.

Cómo hacer una loción corporal casera

Después de ducharte aplícate el aceite como cualquier otra loción, inconveniente que tiene, que también los hay, tanto la toalla como el albornoz absorben los restos de aceite, por lo que te recomiendo que uses para secarte una pieza que sea vieja o que tenga un color sufrido porque suele quedar verdoso, por otro lado tendrás que lavar mucho más la toalla que uses porque el aceite queda también en ella, pero si mantienes una correcta higiene y te acuerdas de lo que te digo, por lo demás, tu piel te lo agradecerá enormemente. No hace falta que uses mucha cantidad, todo depende de lo que absorba tu piel, pero con poquito, al ser aceite, cubre una gran superficie.

Ya me contarás si lo pruebas cómo te ha ido, y si es buena experiencia no lo dudes y recomiéndalo a tus amigas que en época de crisis todo lo que sea ahorro es buena señal.

 

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *