Tinte y permanente de pestañas

Muchas de vosotras seguro que le habéis declarado la guerra a vuestras pestañas, pero no os preocupéis porque tanto el tinte y permanente de pestañas pueden llegar a ser vuestros grandes aliados.

Tinte y permanente de pestañas

Muchas mujeres se sienten acomplejadas por sus pestañas, o bien porque son demasiado cortas, o porque están muy rectas, porque son muy claras que casi no se ven o porque tienen muy pocas. Y es que unas pestañas bonitas y bien cuidadas pueden cambiar la expresión de nuestro rostro.

 

Si estas decidida a hacerte un tinte o una permanente de pestañas has de tener en cuenta ….

El tinte y permanente de pestañas pueden ser una buena solución a tus problemas, pero es mejor que sepas de buena tinta sus ventajas y sus inconvenientes, por eso hoy, desde Estilos Sin Tilde te vamos a explicar en qué consiste cada uno de los tratamientos.

La permanente de pestañas nos ayuda a rizar la pestaña de forma que realce nuestra mirada. La curvatura de la pestaña depende en gran parte de la longitud de esta.

Normalmente, la estilista aplica un líquido y coloca un bigudí en las pestañas y deja que actúe el tiempo necesario. No es una técnica permanente por lo que se recomienda repetir el tratamiento cada 45 días aproximadamente.

La permanente de pestañas es un tratamiento rápido y muy sencillo y se tarda en hacer un hora más o menos, pero claro, si no volvemos a realizar el tratamiento a los 3 o 4 meses, las pestañas van volviendo a su estado natural.

No se te ocurra confiar en cualquiera para que te hagan una permanente de pestaña, elige un buen centro especializado y con buenos profesionales para no estropear tus pestañas o algo más grave.

Los precios de una permanente de pestañas suelen oscilar dependiendo de los centros pero cuesta alrededor de unos 25€.

Hasta aquí lo bueno, pero este tratamiento también tiene sus inconvenientes y es que, al igual que una permanente en nuestro cabello, las pestañas sufren, es por eso que te haga la permanente de pestañas un especialista titulado y que sea experto en este tipo de técnicas, porque los ojos son una zona muy complicada de tratar.

El tinte de pestañas se usa en aquellos casos en que las pestañas son tan rubias que no se ven, de este modo les aportamos color y luminosidad a la mirada. También se puede usar si las pestañas son escasas para darle un mayor espesor.

Es un procedimiento muy sencillo que se tarda en realizar no más de 15 minutos.

Los productos que se usan en el tinte de pestañas suelen contener protectores del pelo y, de este modo, también aumenta su brillo natural.

Es recomendable realizar el tratamiento cada mes y medio y te ayudará saber que el precio es bastante asequible ya que cuesta unos 8€ aproximadamente.

El inconveniente, el tinte de pestañas es un agente externo que si no se aplica correctamente puede dañar las pestañas y el ojo, déjate asesorar muy bien.

Imágenes: Marie-Claire

¿Te ha gustado el articulo?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *