Receta de Ochíos de Sabiote (Jaén)

Receta de Ochíos de Sabiote (Jaén)

La familia de mi marido, por parte de padre, es de Sabiote, una villa muy bonita y tranquila de Jaén, cerca de Úbeda, que tiene un impresionante castillo restaurado que no podéis dejar de visitar. Allí fue donde conocí la receta de los Ochíos. Aunque yo pongo que son de Sabiote, lo cierto es que hay diferencias entre diferentes poblaciones, como Úbeda, Baeza y Torreperogil para llevarse el protagonismo de estos panecillos tan ricos y saludables 🙂

Los Ochíos son unos bollitos de pan con aceite de oliva virgen extra y pimentón dulce. De ahí el color rojo intenso de la superficie.

Hay dos tamaños, pero por regla general los que más se suelen consumir son los Ochíos pequeños ( de unos 30 gramos más o menos), aunque eso va a gusto del consumidor.

En Jaén se comen a menudo con morcilla de caldera. Pero a mí me gustan con chorizo, salchichón, queso… Vamos que pegan casi con cualquier embutido.

También existe la versión de “torta de chocolate”, que no lleva pimentón pero sí matalauva. Aunque en esta ocasión me voy a centrar en daros la receta de Ochíos de Sabiote con pimentón dulce, además, he tenido un ayudante de pro, mi marido, que sabe mucho de masas porque es un cocinillas…

Receta de Ochíos de Sabiote con Pimentón Dulce

Ingredientes:

  • 100 gramos de levadura fresca de panadería
  • 1 vaso ( yo uso el vaso de Nocilla de 190 gramos)
  • 1 vaso de leche entera tibia
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo M
  • 1 cucharada de postre de sal ( eso va a gusto)
  • 800 grs de harina de fuerza ( va un poco a ojo, si notas que se pega, añade un poco más de harina)
  • Pimentón rojo dulce y aceite de oliva virgen extra para pintar el pan
  • Sal gruesa para decorar un poco por encima.

Preparación:

Deshaces la levadura fresca en el vaso de agua tibia y reservas.

En el bol de la amasadora (puedes hacerlo también a mano sin problemas) echas la levadura disuelta, la leche tibia y un poco más de la mitad del vaso de aceite. Se reserva un poco de aceite para cuando saques la masa de la amasadora, seguir trabajándola un poco más a mano y que no se pegue.

Ahora echas el huevo, la harina y la sal. Y pones el bol en la amasadora, programa harina, hasta que notes que se ha hecho una bola, que la máquina no puede trabajar.

Sacas la máquina y sigues trabajándola un poco más, amasando, con la ayuda del poquito de aceite que guardaste antes. Una vez que ya la tengas bien amasada, métela de nuevo en el bol y tápala, deja que leve durante 1 hora.

Una vez pasado el tiempo, comprobarás que la masa ha crecido, pues ya es hora de comenzar a hacer las bolitas.

Mientras preparas los ochíos, precalienta el horno por arriba y por abajo a 180º, pero si tienes la función del ventilador, mucho mejor.

Ahora pones en la bandeja de horno, papel de hornear o aluminio ( eso va a gustos también) y preparas las bolas de masa. Dependiendo de cómo te gusten de grandes. Las que nosotros hemos hecho pesan unos 30-35 gramos más o menos.

Coges una bola de masa y con las manos la aplanas bien, no demasiado para que hinche un poquito con el calor. Yo las “chafé” hasta medio centímetro más o menos, quizás un pelín más…

Ahora toca el turno de coger un vaso, echar un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un par de cucharadas de pimentón dulce. Remueves bien y pintas, por encima, los ochíos. Después coges un poquito de sal gorda y echas un pellizco para decorar y que le dé un gustito sabroso.

Metes los ochíos en el horno y esperas sobre 30 minutos aproximadamente ( eso depende de cada horno). Verás que sube la masa un poco. Cuando ya estén listos, dejas que enfríen y ¡a comer!

Salen aproximadamente tres docenas de ochíos más o menos.

2 pensamientos sobre “Receta de Ochíos de Sabiote (Jaén)”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *