Profiteroles de trufa

Me hubiera encantado daros esta receta antes de las fiestas pero he pillado una faringitis vírica que me ha costado mucho de eliminar, bueno sigo en ello, pero no quiero perder más tiempo para mostraros la receta de profiteroles de trufa.

La receta de la pasta choux la he tomado prestada del Youtube de El Forner d’Alella, que me encanta como explica todas las recetas, tanto dulces como saladas, que parecen tan sencillas que cuaqluiera se puede animar a hacerlas.

Receta de profiteroles de trufaprofiteroles de trufa, de crema y de nata

Ingredientes para la pasta choux: (A mí me salieron 32 profiteroles)

160 grs de harina.

100 grs de mantequilla.

250 ml de agua.

1 pizca de sal.

3 huevos L ( yo he puesto cuatro, pero eso depende de lo que te pida la masa).

Ingredientes para la trufa:

500 ml de nata.

125 grs azúcar glass.

40 grs de cacao en polvo.

Preparación de la pasta choux ( de los profiteroles): 

Verter en un recipiente el agua y la sal y colocar al fuego, junto la mantequilla. Mientras, se va tamizando la harina y se reserva.

Cuando la mantequilla se haya derretido y el agua hierva, se va echando de golpe la harina.

Se va removiendo sin parar, con cuidado, hasta formar una pasta dura que se desprenda de las paredes del cazo.

Ahora se retira el cazo del fuego y se deja enfriar la masa de los profiteroles de trufa, siempre a temperatura ambiente.

Mientras tanto, nos ponemos manos a la obra con la trufa. Se monta la nata añadiendo poco a poco el azúcar glass. Después se echa una parte del cacao y se va removiendo a mano con suavidad, con movimientos envolventes para que la nata no se baje, después se echa el resto del cacao hasta que todo quede bien mezclado. Se mete en la nevera.

Ahora que la masa choux ya ha enfriado, puede estar templadita, se añade un huevo y se va mezclando, cuando notes que la masa lo ha absorbido, entonces se echa un segundo huevo y así sucesivamente, hasta que notes que la masa queda con una textura de corbata, que no es otra cosa que la masa se quede pegada en el cucharón y vaya cayendo como si fuera eso mismo, una corbata.

Ahora se pone la masa en una manga pastelera y se van colocando montoncitos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal, y se pintan con huevo batido.

Se hornean a 200ºC por arriba y por abajo, durante unos 20 minutos.

Se sacan del horno y se dejan enfriar. Una vez fríos se cortan por la mitad y se rellenan con la trufa que ya tenemos preparada.

Y así se hacen los profiteroles de trufa,

Para que no tengáis dudas os dejo los vídeos de El Forner d’Alella y ya veréis que no es tan complicado, solo hay que echarle brazo, porque de remover tanto, acaba doliendo… 🙂

Con esta receta y la de los bracitos de gitano con frambuesa y nata y la de los vasitos de triramisú, solo me quedará mostraros los brownies que preparé para hacer una bandeja bien surtida de pastelillos.

Yo tuve que hacer dos hornadas y como quedé corta de trufa, rellené también con nata y crema pastelera. Eso ya es cuestión de gustos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *