Perfumes falsos, cuidado con la salud

Los llamados perfumes falsos, muchas veces nos pueden salir muy caros, eso no quiere decir que os estemos hablando de las imitaciones, sino de los  perfumes que venden en tiendas poco fiables que no nos ofrecen garantías de higiene, y que encima nos dicen que son originales.

Perfumes falsos, cuidado con la salud

 

Las redactoras de Estilos Sin Tilde, algunas veces hemos comprado alguna imitación y no nos ha pasado nada, pero cuidado con aquellos perfumes que compramos que nos prometen que son iguales que los originales y algunos pueden, los euros que nos ahorramos, resultarnos muy caros ya que pueden llegar a producir irritación ocular, dermatitis, reacciones alérgicas o manchas en la piel.

Hay imitaciones de perfumes que compramos en farmacias o centros especializados que no producen problemas para la salud y cuyo precio, aunque es más económico, siempre supera los 12€, y eso nos puede dar una cierta “tranquilidad”, pero hay tiendas que nos venden supuestos perfumes originales por 3€ que son de las que debemos desconfiar, porque muchas “falsificaciones siempre se fabrican en lugares clandestinos, espacios que no reúnen las condiciones de seguridad ni salubridad necesarias para el consumo“, asegura María del Val Díez, directora de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa).

Son una especie de “laboratorios en los que se almacenan y se mezclan líquidos y sustancias que pueden llegar a alcanzar, en el mejor de los casos, un olor parecido al deseado, pero que presenta siempre graves consecuencias para el consumidor“, afirma.

Así que, existen fragancias que se elaboran ilegalmente y que burlan los controles sanitarios, cuya inocuidad no está garantizada…

Este tipo de perfumes falsos los podemos distinguir con facilidad en cuatro puntos evidentes como son:

  1. El celofan – Es de peor calidad que en los perfumes originales. El estuche también suele ser de baja calidad.

  2. El frasco – Es de un vidrio de mala calidad, muy poroso, y suele estar hecho con varias piezas.

3- El etiquetado – Los ingredientes no suelen figurar por ningún lado.

Todas las fragancias originales disponen de un certificado de inocuidad, emitido por la IFRA (Internacional Fragante Association).

Así que cuidado con las personas que nos vendan perfumes originales muy baratos de precio, ¡qué nos pueden salir bien caros!!

¿Te ha gustado el articulo?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *