Para qué sirven los ILUMINADORES

Desde hace un tiempo, seguro que has oído hablar de los iluminadores del rostro, pues bien, posiblemente os haya pasado como a mí, con la novedad y cómo todo el mundo habla también de ellos, os habéis comprado uno y ahora no tenéis ni idea de cómo ni donde aplicarlo ¿a que sí?

 

Y es que a no ser que seas maquilladora profesional o te muevas dentro del mundo de la belleza, es casi imposible seguir el ritmo de las tendencias en cosméticos…

Cómo usar los iluminadores

Así que hoy me he propuesto que ninguna mujer más tenga que pasar por el bochorno de comprarse un iluminador y no saber cómo usarlo, como me pasó a mí hace unos meses…

Hasta hace poco, las bases de maquillaje eran super importantes para lograr un resultado uniforme en el rostro, y las hemos usado para lucir perfectas, pero ahora, desde hace un tiempo, aparece un producto que nos venden como casi mágico, y que se usa para que la piel luzca estupenda antes de comenzar con el maquillaje, me refiero a los iluminadores.

Para qué sirven los ILUMINADORES

Antes de comenzar a usarlos debemos saber qué son, los llamados iluminadores son una especie de base que se aplica antes o después de maquillar determinadas partes del rostro, se usa para que esas zonas aparezcan más jóvenes, y pueden ser la zona de la frente, los pómulos o los párpados.

Cuando digo que son similares a una base, no me refiero a que tengáis que usarlos como si fueran una base, y ni se os ocurra sustituirlos por esta, porque son complementarios. El iluminador es un complemento del maquillaje y con unas pocas gotas se puede lograr tener una piel radiante en cuestión de pocos minutos.

Hay iluminadores que se pueden usar después de aplicar la base de maquillaje, solo hay que tomar muy poca cantidad de producto y se aplica en la zona que se quiera “rejuvenecer” o “iluminar” con pequeños toques con la yema del dedo.

Normalmente los iluminadores suelen ser de tonalidades claras, aunque ahora de cara al Verano siempre aparece alguno con un ligero tono dorado para darle un toque más glam al maquillaje.

Jamás de los jamases tengas la impresión errónea que un iluminador es lo mismo que un corrector, porque el primero sirve para darle luminosidad al rostro Teniendo en cuenta que el iluminador sirve dar luz y para dirigir la atención a las zonas en las que lo aplicamos.

Para que me entendáis, imaginad que usáis un iluminador para corregir ojeras, ¿qué sucede?  pues que habréis logrado lo contrario, solo se han destacado mucho más.

Al igual que sucede con los correctores, también hay diferentes tipos de iluminadores:

  1. En polvo – Son ideales para usar si tienes la piel grasa y también para poder llegar con más facilidad a las zonas más complicadas, como las aletas de la nariz, con lo que se logra un mejor efecto.
  2. En crema – Ideal para la piel seca y que necesita un poco de brillo en el cutis. Los iluminadores en crema se unen mejor a la base de maquillaje.

3 Líquido -. Su textura es ligera y es ideal para hacer pequeñas correcciones y para aplicar encima de la base de maquillaje.

 

Tan importante es escoger el tipo de iluminador como saber usarlo, así que os voy a mostrar algunos vídeos que he encontrado en Youtube en los que las chicas usan los tres tipos de iluminadores y que os vendrán de perlas, porque a lo mejor explicado no lo entendéis tan bien como viéndolo:

Iluminador líquido

 Iluminador en polvo

 Iluminador en crema

Igualmente si no termina de quedaros muy claro, os voy a dar unos trucos de aplicación, dependiendo del lugar donde se apliquen los iluminadores el efecto será uno u otro:

  1. Frente – Realzarás tu mirada y lograrás que en un pequeño toque todo el rostro se ilumine.
  • Pómulos – El rostro quedará mucho más definido y anguloso.

  • Cejas – Si lo aplicas debajo del arco de las cejas, con ello lograrás que el ojo se agrande y tengas una mirada más intensa.

  • Párpado – De esta forma evitarás que no queden sombras en la zona inferior.

  • Lagrimal – Un pequeño punto de iluminador se usa para darle más viveza a los ojos hundidos e ilumina toda tu mirada.

  • Para qué sirven los ILUMINADORES

    1. Nariz – En los vídeos solo muestran como iluminar el hueso frontal, esto es ideal si tienes la nariz larga y quieres que parezca más ancha, pero si lo aplicas en la zona de las aletas afinarás la nariz.
  • Barbilla – Ideal para eliminar brillos y enmarca todo el rostro, cuidado si tienes la cara ancha!!

  • Hay algunos maquilladores que, como truquillo, aplican un poco de iluminador en los labios, lo mezclan con el labial y con ello logran un efecto más brillante y mucho más sensual sin la necesidad de usar un gloss.

    Después de este extenso artículo, que espero os haya servido de ayuda, queda decir la conclusión a la que he llegado, y es que el corrector sirve para camuflar las imperfecciones, sin embargo el iluminador se usa para destacar zonas del rostro para llegar, incluso, a disimular otras.

     

     

     

     

    ¿Te ha gustado el articulo?
    4 Comments

    Add a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *