Cuidados del cabello durante el EMBARAZO

Cada mujer es un mundo Cada mujer es diferente y precisamente durante el embarazo se producen unos cambios que a unas les puede afectar más que a otras.

Cuidados del pelo durante el EMBARAZO

Muchas aumentan mucho de peso, otras tienen una piel de lo más suave, incluso otras tienen el cabello mucho más fuerte, y de este último os voy a hablar hoy, de los cuidados del pelo durante el embarazo.

Seguro que más de una vez habrás oído comentar a alguna mamá que durante el embarazo tuvieron un pelo perfecto, con mucho brillo, y es que hay futuras mamás a las que el cambio hormonal les favorece mucho, pero hay otras a las que no les sienta tan bien ( como fue mi caso) y el pelo se llega a debilitar, se vuelve opaco y se rompe con facilidad, aunque esto último sucede a una minoría.

Cuidados del pelo durante el EMBARAZO

Aunque notes que tu cabello ha mejorado mucho con el embarazo, no se te ocurra pensar que no necesita cuidados, porque después de dar a luz, lo más seguro es que notes una caída del cabello más que considerable.

Durante el embarazo debes tener una serie de cuidados del pelo para intentar paliar al máximo los posibles cambios después del parto:

  1. Si notas que te ha salido más grasa en el cabello, ni lo dudes, cambia durante un tiempo de champú y acondicionador.
  2. Procura llevar una alimentación rica en vitaminas B y E, alimentos ricos en hierro y Omega. 

  3. Si te han dicho que no debes teñirte, no es del todo cierto, teñirse el cabello no es peligroso para tu bebé, pero si no te acaba de convencer o prefieres usar un tinte más “natural”, en la actualidad existen tintes sin amoníaco, como los de BIOKAP, en concreto la línea Biokap Nutricolor Delicato, que son indicados para mujeres embarazadas o que sufran de alergias, ya que no contienen ni amoníaco, ni resorcina ni paralendiamina, sin parabenos y están libres de níquel.

  4. Si vas a la playa o a la piscina, recuerda que debes proteger “in extremis” tu piel, porque te pueden salir manchas, pero sobretodo el cabello, porque puede volverse quebradizo.

  5. Masajea a menudo tu cuero cabelludo, por ejemplo, cuando te apliques la mascarilla o el acondicionador, aprovecha esos minutos para darte un masaje con la yema de los dedos. De esta forma tan sencilla, mejorarás la circulación de los folículos pilosos.

  6. Sanea las puntas cada dos o tres meses, y procura evitar todo lo que puedas el uso de la plancha o el secador, en cuanto a peinados, procura no abusar de las coletas ni de las trenzas demasiado apretadas.

  7. Si después del parto notas que comienzas a perder cabello, no te asustes, ármate de paciencia, ya que entre ocho y doce meses después de dar a luz, el cabello volverá a ser como antes de quedarte embarazada, incluso hay mamás que después lo tienen más abundante. Procura comer equilibradamente, masajea mucho el cuero cabelludo y a disfrutar de tu melena y de tu bebé.

 

¿Te ha gustado el articulo?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *