Consejos para Navidad sin kilos de más

Dicen los expertos en nutrición que en Navidad engordamos entre 3 y 5 kilos, pero no tiene por qué ser así, las redactoras de Estilos Sin Tilde nos negamos a que esta “tradición” se cebe con nosotras y aunque, no podemos ni queremos evitar todas las cenas, comidas y comilonas extras, sí vamos a darte algunos truquitos para no caer en la media española.

Consejos para Navidad sin kilos de más

Podemos disfrutar y comer los menús más suculentos y apetitosos pero, cuando estemos en casa, debemos procurar cuidarnos, de este modo el cuerpo lo agradecerá, no tendremos digestiones pesadas.

No esperes a apuntarte al gimnasio el año que viene, apuesta desde ya por hacer algo de ejercicio, de este modo llegarás a Reyes dispuesta a comerte el roscón y sin remordimientos.

Sencillos consejos para Navidad sin kilos

Durante las cenas, intenta evitar comer pastas, azúcares o arroces, procura no abusar tampoco de las bebidas azucaradas y con gas porque por la mañana harán que te sientas más hinchada. Procura cenar alimentos que puedas quemar rápidamente y deja las comidas más copiosas para mediodía.

Aunque tengas una comida copiosa, no se te ocurra saltarte el desayuno, y si es una cena, no te saltes la merienda, es un error muy común, que como resultado, nos hace llegar con más hambre y comemos como posesas, sin contar el mal humor que te puede producir no comer bien. Haz todas las comidas, así llegarás con menos hambre y no tendrás que preocuparte de nada.

Los días de comilonas, evita echarte una “siestecita”, es peor para ti y para tu organismo ya que la digestión se hace mucho más pesada, así que si ya se ha terminado la fiesta, date un paseito para despejarte o quédate sentada conversando con la familia. ¿¿¿¿Sabías que reír quema calorías????

Cuida mucho tu consumo de alcohol y  déjalo solo para las noches más punteras, como Nochebuena y Nochevieja.

Con todos estos pequeños consejos, no queremos que dejes de comer pero sí que cuides tu alimentación para que después no llores amargamente. Disfruta de las comidas familiares o de empresa, pero cena ligero después y viceversa…

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *