Cómo cuidarse la barba

La barba parece estar ganando terreno en los últimos años, muchos son los hombres que apuestan por ella, pero no basta con dejar crecer el pelo e ir recortando, la barba exige ciertos cuidados muy importantes.

Cuidados de la barba

La zona de la barba tiene una gran densidad capilar y también el grosor del pelo aumenta y la porosidad cutánea también.

La barba del hombre se compone de unos veinte mil pelos y el desarrollo de la misma es muy variable de unos hombres a otros.

Aunque parezca mentira, la barba también se puede poner enferma, y es que tiene unas características especiales que hace que existan determinados trastornos prácticamente específicos de ella, como pueden ser:

1. Foliculitis y “sicosis” de la barba

2. Pseudofoliculitis

3. Tiña de la barba

4. Alopecia areata de la barba

5. Acné queloideo, mucinosis folicular, dermatitis de contacto, acné, dermatitis seborreica, herpes simple, liquen plano folicular.

Otro problema que puede darse en la piel de la barba es la dermatitis de contacto, y produce lesiones inflamatorias rojizas fisuradas descamativas y con exudado.

 

Consejos sobre cómo cuidarse la barba

Como veis, la barba necesita una serie de cuidados que hoy, desde Estilos Sin Tilde os vamos a desvelar:

1. Elige bien el medio de afeitado. Hay quienes toleráis mejor la maquinilla eléctrica, otros preferís la cuchilla. Todo depende del tipo de piel de cada uno y la frecuencia del afeitado.

Si optáis por las cuchillas de afeitar, recordad que deben ser nuevas y estar bien limpias y afiladas, de este modo se disminuye el traumatismo del raspado en la cara.

2. No busques un apurado máximo alrededor de la barba, sin con ello vas a ser más agresivo con la piel, además intenta no pasar la maquinilla en el sentido contrario del nacimiento del vello.

3. Usa una loción o crema hidratante antes del afeitado para que el pelo de la barba esté más blando. Las lociones antes del afeitado eliminan el sudor, hidratan el pelo y suavizan la piel.

Si no usas lociones, también hay un truco muy sencillo, te mojas la cara con agua caliente y mantén la espuma de afeitar un mínimo de entre 2 y 3 minutos en la barba. Piensa que cuanto más dura esté la barba será mayor la cantidad de espuma a usar.

4. Mantén una higiene adecuada diaria de la piel y apúntate desde ya a usar  cremas hidratantes, que pueden mejorar el estado tanto de la piel como de la barba sensiblemente.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *