Visita a la Feria del Chocolate de Mérida

Visita a la Feria del Chocolate de Mérida

Este sábado pasado no quise perderme una cita obligada para mí con la II Feria del Chocolate de Mérida. Con mi gripazo incluido, fui con la familia a pasar la tarde degustando chocolates de todo tipo.

Pocos puestos pero bien aprovechados. Nosotros vinimos para casa cargados de delicatessens chocolateras para todos los gustos.

Feria del Chocolate de Mérida, para todos los gustos 

Para seros sincera, me quedé un poco desilusionada con la Feria del Chocolate de Mérida. Había muy pocos puestos. O por lo menos, yo me esperaba muchos más…

Pero dentro de lo poco que había, pudimos degustar bastantes variedades de chocolates y dulces típicos portugueses. Había stands procedentes de Extremadura, Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha, Andalucía, Valencia y Portugal.

El primer stand en el que paramos ofrecía distintos tipos de variedades de chocolates. Te ofrecían una cajita con un guante y tú podías escoger los productos que querías comprar. Había chocolate negro con y sin azúcar, chocolate con leche con y sin azúcar, chocolate blanco… También se podían comprar diferentes tipos de frutos secos con chocolate. Entre ellos había pistachos, cacahuetes, almendras o avellanas. También había frutas con chocolate. Mi preferida fue el arándano con chocolate negro. Estaba deliciosa la combinación. Pero también habían plátano, pasas, cerezas, frambuesas… Podías elegir entre bombones, porciones grandecitas de chocolate o diferentes variedades de rellenos. Los 100 gramos salían por 5,90€. El precio nos echó para atrás un poco, pero compramos unos 250 gramos para probar un poquito de cada producto. Y se nos quedaron más de la mitad por catar…

Visita a la Feria del Chocolate de Mérida

Había un stand dedicado a realizar bombones XXL de chocolate, pero no nos llamaron demasiado la atención, quizás por lo grandes que eran. Pero entre la gente que visitaba los stands tuvieron mucho éxito.

Había diferentes puestos de tartas y dulces típicos portugueses artesanos. Los Pastéis de Belem estaban deliciosos, y nada que objetar de los Pastéis de Nata…

También había dulces españoles. No pude evitar comprar una bolsa de sobaos artesanos de Cantabria, que están para chuparse los dedos… Había también tarta de queso, de fresa con chocolate, de Oreo, etc.

Visita a la Feria del Chocolate de Mérida

El stand de las piruletas de chocolate personalizadas captaba la atención de los más pequeños. Mi hijo no lo dudó e hizo acopio de unas cuantas piruletas. Sí, sí, él no tiene manías. Lo mismo le da una piruleta con el escudo del Madrid como del Barça. El dice que si es chocolate le gusta todo 🙂

Visita a la Feria del Chocolate de Mérida

Como nota curiosa, pudimos degustar un licor de chocolate riquísimo. La empresa es de Almería y se llama “Mal de Ojo”. Desde luego, con el saborcito y el calorcillo que entra cuando pruebas este licor de chocolate, se te van todos los males de golpe.

Visita a la Feria del Chocolate de Mérida

Compramos tabletas de chocolate con sabor a café, con frambuesa y, mi favorito, de chocolate negro al 70%. También había al 85% pero me gusta un pelín menos amargo. Para el goloso de la casa, mi marido, compramos una tableta de chocolate a los 3 chocolates. Cabe decir que todas estas tabletas son artesanales.

Visita a la Feria del Chocolate de Mérida

Visita a la Feria del Chocolate de Mérida

Y no pudimos dejar de probar los higos y las nueces con chocolate. También trajimos un par de bolsas para casa.

Visita a la Feria del Chocolate de Mérida

Pocos puestos, pero como os digo, muy bien aprovechados. Sí que eché en falta, un stand para las reposteras. Porque fui con la idea de comprar cacao en polvo y perlas de chocolate para mis bizcochos y me quedé con las ganas. Pero hay que pensar que es la segunda vez que se celebra la Feria de Chocolate de Mérida. Así que imagino que, poco a poco, se irán apuntando más empresas chocolateras.

Por cierto, antes de terminar, alucinada me quedé con las fondues de chocolate negro y blanco en las que se empapaban brochetas de fresas. El conjunto estaba delicioso…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *